La picada del “Loco” Abreu en óleo, acrílico y cartón – Nota de Ecos Uruguay


Por: Leonel García

El periodista y escritor Daniel Supervielle expone en Punta del Este sus pinturas sobre bares, fútbol y amores. “Es otra forma de narrar”.

Daniel Supervielle, periodista, escritor, analista político y experto en comunicación estratégica, encontró una nueva forma de expresión. Su primera exposición de pintura, “Bar Maracaná”, hasta el 5 de enero en el Hotel Baie des Anges, de la parada 27 de La Mansa, Punta del Este, es un resultado de cómo algo que comenzó como un hobby puede convertirse, internet mediante, en un disfrute compartido, una nueva forma de narrar y un ingreso extra de dinero.

Un grupo de amigos del “Loco” Sebastián Abreu ya hicieron una colecta para comprarle al delantero la versión de Supervielle de la famosa picada a Ghana en 2010. Unos palquistas de Nacional también adquirieron su cuadro del fabuloso tiro libre de Álvaro Recoba a Pablo Migliore de 2014. Y la familia Del Campo ya le encargó que pintara el primer equipo que tuvo Danubio, en 1932.

En un bar, dice el autor, se habla de fútbol. El deporte es amo y señor en las 23 pinturas expuestas, de estilo figurativo, óleo o acrílico sobre madera o cartón.

En la pintura encontré una nueva forma de narrar, de sintetizar sentimientos”.

Así, comparten espacio el inmortal gol de Alcides Gigghia de 1950, el primer tanto de Luis Suárez a los ingleses en 2014, la arenga de Oscar Tabárez previo a los penales contra Ghana en 2010 o la palomita de Aldo Pedro Poy en el clásico rosarino de 1971.

Esto último es un link al público argentino, pero también al público que ama las historias futboleros y a Roberto Fontanarrosa, notable escritor rosarino que también tenía a los bares como escenario para sus relatos. Y en los bares, añade Supervielle, también se habla de política, de amores y de la vida. Su obra muestra eso: parejas, mostradores y pasiones.

Expresión

Supervielle, que de chico asistió al Taller Montevideo, recomenzó “hace tres o cuatro años” a pintar en cartones que recolectaba por la calle. A un colega y amigo, Mauricio Rabuffetti, le gustó lo que hacía y lo animó a mostrarle. Supervielle comenzó a subir a Facebook sus obras y todo pasó rápido.

“Me comenzaron a comprar cuadros, acá, en Inglaterra, en Chile. Y me llamaron de este hotel para exponer”. En su propia página web está todo su catálogo disponible.

El propio Bob Dylan, cantautor y Nobel de Literatura, es quien da la bienvenida a “Bar Maracaná” sentado frente a una máquina de escribir con la página en blanco. “Bob Dylan representa cada charla en un bar”, explica.

Charlar es narrar. “Y en la pintura encontré una nueva forma de narrar, de sintetizar sentimientos”, expresa. “Yo no vivo de esto. Esto es un hobby y lo tomo como alguien que incursiona en un terreno que no es el suyo. Es una búsqueda. Yo escribía por escribir. Pasé al periodismo y ahí estuve 20 años. Me metí luego en la literatura. Y entiendo que la esencia de pintar, como expresión artística, pasa por querer comunicar cosas”.
“ En la pintura encontré una nueva forma de narrar, de sintetizar sentimientos. ”
Su muestra es de exposición y venta. Hay un catálogo que ya pasó por la mirada de un tasador. Cada una de las obras tiene un precio que oscila entre 500 y mil dólares, y le insumen entre un día y una semana de trabajo.

Más allá de los ya vendidos, más allá de los encargos, el ex prosecretario de Presidencia, Leonardo Costa, ya le pidió que le hiciera un retrato, una visión propia, de Leonard Cohen.

Fuente y link: http://ecos.la/UY/10/5Sentidos/2016/12/20/10117/la-picada-del-loco-abreu-en-oleo-acrilico-y-carton/

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *